La anticoncepción durante la cuarentena: situación actual y colectivos más vulnerables a embarazos no planificados durante este periodo


Autores: A. Reyes-Lacalle, L. Montero-Pons, J.M. Manresa-Domínguez, R. Cabedo-Ferreiro, G. Seguranyes, G. Falguera-Puig
Sección: Artículo original
Revista: Matronas Prof. 2018; 19 (3) : 96-103
Palabras Clave: Embarazo, anticoncepción, posparto, relaciones sexuales

Resumen

Objetivos: Conocer la prevalencia de reinicio de relaciones sexuales coitales (RSC) en mujeres puérperas, antes de las 6 semanas posparto, cuántas tienen cobertura anticonceptiva inadecuada y sus características.

Sujetos, material y método: Estudio transversal de datos recogidos en mujeres participantes en el grupo control del estudio MAYA, llevado a cabo en 20 centros de Cataluña con el fin de analizar la efectividad a largo plazo de un programa de asesoramiento anticonceptivo posparto de refuerzo (grupo intervención, 10 centros) con respecto a la práctica clínica habitual (grupo control, 10 centros). Los datos analizados provienen de la información recogida a las 30 semanas de embarazo y a las 6 semanas posparto. No usar métodos anticonceptivos y el coito interrumpido se consideraron «cobertura anticonceptiva inadecuada».

Resultados: Se analizaron 428 mujeres de 32 ± 5,1 años. El 32,9% (n= 141) había reiniciado las RSC antes de las 6 semanas posparto, y el 20% (n= 28) tenía una cobertura anticonceptiva inadecuada. Las mujeres <30 años o usuarias de lactancia artificial frente a mixta/materna reiniciaron las RSC durante la cuarentena con más frecuencia. Las extranjeras frente a las españolas, con un menor nivel educativo o que daban lactancia mixta frente a artificial/materna presentaron más frecuentemente una cobertura anticonceptiva inadecuada. Las que no eran laboralmente activas o no habían planificado la gestación presentaban ambos comportamientos.

Conclusiones: Una de cada 3 mujeres inicia las relaciones sexuales antes de las 6 semanas, y de éstas, 1 de cada 5 no tiene una cobertura anticonceptiva adecuada. Este estudio ha identificado las características de mujeres que podrían ser especialmente vulnerables a embarazos no planificados.

Ver artículo completo en PDF